Pensar, desde la isla y más allá.

F

               FACIAL (adj., del lat. faciālis, de la cara)  
         Unión de lumbre y nieve, de hipodérmicas con hielo: 
         áurea lluvia y yin en llamas. En la nuca anida un 
         lobo consagrado a taladrar, para ser la nervadura de 
         su jade. El libérrimo pelamen oculta la variable que 
         conciben las clavículas salientes; sobre el ámbar 
         (proceloso) –el que da color al cuerpo– se prolonga 
         hasta los áspides del brazo. Pupila de rapaz, paso 
         y peso de felino hasta agotar las puertas, 
         el mortero de la ojiva.


         FALDAS (f., del germ. falda, pliegue, seno, ú. m. en pl.)  
         Debajo de la estela pervive imperfección: alboroto, cáliz, 
         dedos: derrotero de arrabal. Repasando su volumen, 
         despejando yerba mala, cavar la perla pura 
         del éter que encarnó. Divisiones verticales aparecen 
         subrayadas: a partir de qué está el molde si una 
         línea da su fémur transpirando partituras, pulpa clara 
         y corrosión. Sobrenada su vislumbre sobre engastes 
         vaporosos, pero más de más a menos, de manera irreductible: 
         me ha pasmado la aridez, mi cosecha de carroña; 
         las falanges fundamentan sus carbúnculos en fuego. 
         Por el sesgo de un follaje, recorriendo caracteres… 
         (que la savia lo decida cuando mengüe el remolino.


                FLAQUITA (adj., f., d., del lat. flaccus)  
         Inscripciones en el raso del cubículo de hotel. 
         Fumando opaco el porno que eyacula el monitor. Yo me exilio 
         con el humo si contraigo su espiral, deshacer las confluencias 
         más agudas de las aguas. La imagino recogida numerando
         las losetas para no  mirar hileras de la roja orografía 
         que ha asumido el sumidero (se reclina para el coágulo. 
         Yo la cobro revertida: mi cartílago delgado con 
         las tres protuberancias, pero exigiendo un vínculo con 
         sendas movedizas, cobrando más dominio cuando expulsa 
         la materia. Regresando de la nube me descubrirá sujeto 
          a los tejidos que dejó. Con las sienes recogidas en el 
         lánguido lamé, como el potro fatigado distrayéndose con heno.


                    FRENILLOS (m., pl., d. de freno)   
         Fisura de carmín que me empuja a su compás y con toda 
         la ranura dilatada. Hender los pergaminos libera algo 
         de mar: inútil desbandada sujeta al mismo espacio. 
         Partículas son éstas muy próximas al mundo: proyectan 
         mortandad, derrames cuando embisten. Yo repto por 
         implantes cavando en la oclusión, succionando exudaciones, 
         las mismas vías muertas. Y del hábil membranar, por el 
         que rebosa alambre, produce un solo cúmulo, astringencias 
         en la tráquea: así que se desgastan estos músculos 
         de mando, buscándome la boca incandescer.


           FUMANDO (del lat. fumāre, humear, arrojar humo)   
         Allí están: tribulaciones, a las que ya es costumbre 
         anexionar madeja y embozarlas con yertez. Toparse 
         en los vestíbulos instiga a los amantes carroñeros que 
         no somos:tacitas para azúcar, socorro con los 
         fardos y el trastrueque inaceptable del correo. 
         Uno cree que se emancipa en su dinámica de ramas e 
         inadvierte los designios: el oráculo es muy terco. 
         Pero el torso está ahí expuesto (suceso soberano) y 
         escalón por escalón va a fraguarse entre los iris. 
         Friccionan (casi nunca) mi codo y su costado, pero 
         cuando se da el hecho, al regreso de faenas, articula 
         algún contacto con su neutra urbanidad, los crímenes de 
         ayer y el tópico del clima, p.e. Aviado de este mapa de 
         la fantasmagoría, recogerme a ver su nuca será mi obrar 
         más tenue. Cuestión de dispersar nebulosas del pitillo, 
         que son ya su aureola.

____

León Félix Batista (Santo Domingo, República Dominicana, 1964), es poeta, ensayista y
traductor. Ha publicado 23 libros en 10 países distintos, y ha sido traducido a cuatro idiomas.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir