Pensar, desde la isla y más allá.

El 29 de junio Plenamar llegó a su primer aniversario. Entre pandemia, confinamiento y actividad política, asumimos celebrar sosegadamente dicha fecha pese a la coincidencia de que ese día el gran maestro Don Pedro Henríquez Ureña cumplía 136 años de nacimiento y de que esta revista naciera con un número dedicado a la importantísima Feria del Libro de Madrid 2019, dedicada a la República Dominicana con su literatura puesta en relieve entre los medios y la intelectualidad española.

Sin embargo, dos importantes instituciones culturales del país nos engalanaron al dedicarnos sendas actividades a propósito de Plenamar haber alcanzado un año de vida. Hablamos del Café literario de Verónica Sención, gestora cultural de larguísima tradición quien se animó a reactivar sus tertulias ―con 30 años de actividad ininterrumpida― y nos invitó a compartir virtualmente con ella y los seguidores de esa meritoria peña intelectual y literaria. Agradecemos profundamente el gesto y del mismo modo nos sentimos complacidos por las valoraciones y palabras de encomio recibidas de parte del público participante. 

El Centro Cultural Eduardo León Jiménez de Santiago, por su parte, institución que no necesita presentación alguna dada su probada y sostenida contribución a las artes y cultura nacionales, nos extendió una invitación similar para el día 15 de julio conversar en su tertulia mensual sobre el devenir de Plenamar durante los últimos doce meses, evento que desde ya sugerimos a nuestros lectores. 

Agradecemos también el apoyo de nuestros dos anunciantes, el Banco BHD-León, y el Banco Popular Dominicano, que han contribuido a nuestra permanencia y consolidación y sin el cual nuestro trabajo hubiese sido mucho más difícil, por no decir imposible. Por último, gracias a nuestros colaboradores en las letras, más de 100 en total, de múltiples nacionalidades y residentes en casi una docena de países, por su desinteresado apoyo. Sin sus textos, sencillamente no pudiésemos existir.    

Prometemos continuar publicando todo lo que signifique y defienda la cultura nacional, hispanoamericana y universal. Nos comprometemos a mejorar las presentaciones, a agilizar la plataforma y compendiar con más ahínco los números semanales y especiales que desde hace un año han salido sin interrupción; y, sobre todo, a mantener el más elevado y crítico nivel de calidad como merecen todos ustedes nuestros lectores que nos dan sentido. 

___

En portada: Tiempo Computado, Ramón Oviedo. Imagen cortesía de Antonio Ocaña y Fundación Ramón Oviedo Inc.

Ramón Oviedo fue pintor, muralista, dibujante y grabador. Ha sido considerado el artista que empalma la pintura nacional con los lenguajes latinoamericanos del siglo XX. Nombrado por el Congreso Nacional como «Maestro Ilustre de la Pintura Dominicana». 

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir