Pensar, desde la isla y más allá.

Traducción: Amaury Rodriguez
Claude McKay

No debo mirarlos aunque
Tus ojos sean amaneceres;
No debo verte mientras vas
En tu forma radiante;

Oigo pero no debo escuchar
La nota fascinante
Que, revoloteando como la caña brava,
Nace de tu garganta temblorosa;

No debo ver en tu cara
El brillo sutil, chispeante del amor;
Porque ahí está la barrera de la raza,
Tu tez clara y la mía oscura.

Nota del traductor: Poeta, novelista y militante revolucionario, Claude McKay (1889-
1948) nació en Jamaica y participó activamente en la vida política y cultural de la ciudad
de Nueva York. Este poema apareció en el número 7 de la revista The Liberator
(Libertador) publicada en julio del 1919.

__

Amaury Rodríguez es un traductor dominicano residente en Nueva York. Editor del boletín poético Brigadas de la palabra.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir