Pensar, desde la isla y más allá.

Gerardo Cárdenas

Cuentos

Pausa de la ciudad silente No salgas de casa, dijo mi hija, porque te infectarás y eres viejo. Pero yo tuve que pasear por...