Pensar, desde la isla y más allá.

Corallys Cordero

Por un camión

—Venga, compay. Deje las borsas ahí. Vamos a bebenos este roncito que ta güeno. —Dele, compa. —Toño, ¿trajiste la gallina? —gritó María Elvira desde...