Pensar, desde la isla y más allá.

Ambrosio de Ercilla