Pensar, desde la isla y más allá.

Drama Caribe es un proyecto que nació en tiempos de pandemia, aunque llevaba ya tiempo siendo concebido y hasta con nombre escogido. De algún modo, su concreción ha sido la respuesta de una teatrera al aislamiento obligatorio. No sé cómo hubiera empezado este proyecto de no haberse dado las condiciones particulares del 2020, pero ciertamente la virtualización de las actividades ha marcado mucho la forma que ha ido tomando este invento.

¿Qué es Drama Caribe? Se trata de un espacio de difusión de la creación dramática y la investigación teatral en la región caribeña, así como de interconexión de nuestro Caribe con otros países de América Latina y el mundo. También es un lugar de formación en escritura dramática, que busca fomentar nuevas voces en la dramaturgia nacional y regional.

En este sentido, Drama Caribe ha tenido tres ejes de acción principales: talleres, difusión de la dramaturgia emergente y entrevistas. En cuanto a lo primero, he impartido talleres breves de dramaturgia en línea, cada uno independiente del otro, pero a la vez con una lógica complementaria. De esta manera, algunas personas pasan solo por un taller, que les sirve para despertar la creatividad y comprender algunas bases de la escritura dramática, pero otras personas siguen profundizando en los próximos talleres y poco a poco se van soltando más, descubriendo nuevas herramientas y lenguajes y, sobre todo, su propia voz a través de la escritura. 

El segundo eje, de difusión de la dramaturgia emergente, tiene mucho que ver con lo anterior y con el propósito de interconexión que tiene Drama Caribe. Se trata de ofrecer un espacio en el que dramaturgias emergentes puedan encontrar directores y directoras con la disposición de poner a prueba sus obras, de darles voz, cuerpo y, por tanto, la vida para la cual todo texto escénico es creado. Con esto en mente, Drama Caribe se alió con Narrativa Pedagógica, un proyecto chileno de creación y formación, con el que realizamos en conjunto un “Cruce Dramático en línea” en noviembre de 2020. Se trató de un intercambio de textos dramáticos desarrollados en los talleres de dramaturgia que impartí desde República Dominicana y aquellos creados en los talleres impartidos por Daniela Contreras Bocic desde Chile. El resultado fue la presentación en línea de lecturas dramatizadas en formato audiovisual experimental de trece obras de autorías distintas, con la participación de cuatro países en la dramaturgia, dirección y actuación. 

Las dramaturgias estuvieron a cargo de Robelitza Pérez, Canek Denis, Lauristey Peña Solano, Tomás Pérez, Jeranny Santos e Ivanova Veras desde República Dominicana y de Beatriz Doizi, Andrea Franco, Johana Valeska, Marcela Alarcón, Daniela Vásquez, Benjamín Astorga y Pablo Villar desde Chile y Argentina. Como directores invitados participaron Bryan Terrero desde República Dominicana y Natalie Droz, desde Puerto Rico; así como el teatrero dominicano radicado en Chile, Elvis Polanco y el teatrero chileno radicado en República Dominicana, Miguel Espinoza.

El procedimiento del “Cruce dramático en línea” fue, como su nombre lo indica, cruzar los textos. Es decir, asignar un texto dominicano para ser montado por una directora chilena, o un texto chileno para ser montado por un director dominicano o una directora puertorriqueña, etcétera, así como buscar el cruce entre intérpretes de los distintos países. Otro nivel del cruce fue entre el lenguaje teatral para el que se escribieron los textos y el lenguaje audiovisual en el que fueron puestos en común. El resultado de todos estos cruces  fue una polifonía de voces en las que constatamos nuestra diversidad, pero también las preocupaciones comunes que nos unen: el encierro, la violencia, el sexismo, la homofobia, la transfobia, la vejez o la soledad, como temáticas recurrentes que atravesaron los textos. 

El tercer eje de acción de Drama Caribe hasta ahora, han sido las entrevistas. Estas iniciaron en julio de 2020 animadas por el bicho de la curiosidad. ¿Qué está pasando teatralmente más allá de la isla? ¿Qué podemos aprender de los procedimientos escénicos de teatristas de otros lados o de este mismo lado, pero cuyos procesos no conocemos? ¿Cuáles son las marcas comunes del teatro de la región? ¿Cómo se visibilizan desde el teatro sujetos y realidades sistemáticamente silenciadas? Con estas y otras inquietudes se han ido desarrollando entrevistas a teatristas e investigadores de distintos lugares. Empezamos en julio  2020 con Teatro en Sepia, grupo de teatro dirigido por la cubana Alejandra Egido, radicada en Buenos Aires, que pone en el centro de la escena a las mujeres afroargentinas y afrolatinoamericanas. Continuamos en agosto 2020 con Cadorigen, dirigido por Gordimy Jean y Atelier Sol Scene, dirigido por Daphne Menard, agrupaciones que coproducen el proyecto “Transdo” de intercambio entre artistas de Haití y República Dominicana, que ya lleva presentaciones interdisciplinares en Puerto Príncipe y Santo Domingo. En septiembre de 2020, fue el turno de las dramaturgas dominicanas Kenia Liranzo y Elizabeth Ovalle, autoras de obras teatrales que denuncian la trata internacional de mujeres. En octubre contamos con la presencia del investigador y especialista en literatura y cultura caribeña Raj Chetty, quien ha estudiado a los dramaturgos dominicanos Frank Disla y Reynaldo Disla,  las formas en las que cuestionan el racismo desde la teatralidad, la ironía y el humor. Luego de una pausa, en marzo 2021, hemos desarrollado dos entrevistas: un “conversao” entrañable con la teatrista dominicana radicada en Argentina, María Isabel Bosch, autora de “Las Viajeras”, en el que compartimos actuaciones y reflexiones sobre nuestra mirada del tema de la trata de mujeres y una interesante entrevista a Rodrigo Vélez y Eddy Janeth Mosquera sobre la dramaturgia afrocolombiana. 

Todas las entrevistas son transmitidas y guardadas en el canal de Youtube de Drama Caribe, pensadas como documentos de interés para estudiantes de teatro, investigadores, investigadoras, gente con curiosidad sobre el arte dramático y público en general. La perspectiva de las entrevistas suele ser la vinculación entre la creación artística y la investigación académica, así como la indagación sobre los procedimientos escénicos y dramáticos, las referencias estéticas y motivaciones vitales, artísticas y sociales que tienen las personas invitadas para la creación.

Hasta ahora, Drama Caribe ha sido un proyecto que ha fluido desde la propia necesidad vital de interconexión y apertura, del deseo de saber, crear y enseñar. También ha sido un esfuerzo por conservar la cordura, siguiendo la propia intuición con pequeños objetivos placenteros, en medio de un año en el que sentimos y tenemos poco control sobre nuestros planes en general. La perspectiva es seguir fortaleciendo los ejes ya iniciados, pero también, poco a poco, ampliar hacia otros ejes, como investigaciones, publicaciones y creaciones. Así, pues, Drama Caribe es apenas una bebé, con ganas de seguir creciendo en el mundo y de continuar ampliando la tribu que la alimenta.

____

Ingrid Luciano Sánchez. Santo Domingo, 1983. Dramaturga, directora, actriz. Creadora, docente e investigadora de teatro, filosofía y educación para la igualdad. Obras de su autoría se han presentado en República Dominicana, Argentina, Perú y El Salvador. Es fundadora del proyecto Drama Caribe.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir