Pensar, desde la isla y más allá.

Enriquillo: voz de puño azucarado

Enriquillo fue piloto de muchas maromas, pero su más certera fue el afán con que reveló para generaciones un Santo Domingo recién parido del ajusticiamiento y vulnerable ante la letra que entraba con sangre. Enfrentada al peligro, la voz de Enriquillo se confundió con el coro de ángeles y demonios que utilizaron la noche capitalina como carburante y la belleza y lo salvaje del día caribeño como motor. Miguel D. Mena, cuando lo describe, habla de una “pasión de orfebre, escribiendo, guardando, gozando”. Es gracias a Miguel que me encuentro con que los caminos de la escritura son confusos e interminables. No haré el cuento largo, pero en la novela que tengo en proceso, el famoso boxeador dominicano ido a destiempo Fausto “Ceja” Rodríguez juega un papel preponderante ya que el protagonista de mi película es apresado la noche en que Ceja pelea con Alphonso Hayman. Me sorprende tiernamente que Enriquillo, en su infinita y cumbanchera sabiduría, le haya dedicado un poema a una de las aristas de la estrella que quiero componer.

No cejar, Ceja (Fragmento)

Ve a noquear a Dios, que te espera con miedo

Aquí te guardamos los secretos que arrancaste de a poco

Hay un retazo de ring en toda mano pobre

En toda rosa pobre, en toda pobre covacha de lucero

Ella se llama algodón y él se llama no quiero,

Madre, hijo, patria pequeña que no late, leve, calladita

Hemos pactado todos los rounds imposibles de tu ceño

Para pelear dondequiera con la muerte

La campanilla breve apresa tu alegría

Y nosotros cantamos por tus sueños de azúcar

Ceja que nos dejas con la guardia en alto

Y el mar en alto y la mañana muerta.

Para saber más de Enriquillo y de este maravilloso poema visite: http://www.cielonaranja.com/menaenriquillosanchez.htm

____

Rey Andújar es autor de varias cuentos y novelas, entre ellas El hombre triángulo y Candela, adaptada al cine por Andrés Farías Cintrón. Es profesor en la facultad de humanidades en Governors State University, Chicago.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir