Pensar, desde la isla y más allá.

¿Qué significa la poesía? Se me ocurren miles de cosas: movimiento, materialización del infinito, espacio íntimo que nos permite conectarnos con la humanidad más esencial. Lezama Lima lo complica: “La poesía es un caracol nocturno en un rectángulo de agua” y tras todo eso, la palabra que siento describe mejor el significado que, para mí, tiene la poesía: PODER, en todas sus acepciones. 

La poesía representa por un lado un espacio de poder, y por otro, insondables posibilidades de ejercicio de poder que incluyen la posibilidad del autoconocimiento y conexión con el universo emocional/sensorial de cada ser que hace y lee poesía. Permite la identificación de una identidad enraizada en el ejercicio de asertividad, así como el descubrimiento de los límites y potencialidades del ser. En mi caso, a través de la poesía fui perfilando mi identidad, sexual, ancestral y social, esto se da en la escritura, en el proceso reflexivo que le antecede. 

Cuando escribo poesía, aquí utilizaré palabras de Virginia Woolf “Siento que mil posibilidades nacen en mí”, de igual modo, sucede a través de la lectura y el reconocimiento de textos que dialogan con los recovecos e inquietudes de cada cual, que nos identifican, ahí es donde está el sentido de la hermosa campaña ¡Por favor, lea poesía! de @proyectoululayu. 

El espacio de poder aludido lo explica Audre Lorde en su ensayo “La poesía no es un lujo”, emana en la esencia de reconocernos seres sintientes/emocionales antes que pesantes, en utilizar a nuestro favor las posibilidades que se abren al asumir esa manera de ser. 

La poesía otorga otras oportunidades de ejercicio del poder: criticidad, soberanía y metamorfosis. Aquí viene a colación la más que entramada imagen que Lezama Lima nos dibuja de este género, que aun teniendo que abrirse paso en nuestro cuadrado y aburrido Lado A, es decir la realidad, nos oferta infinitas (caracol/espiral) posibilidades de trasformar en metáfora lo que es burdo, violento y absurdo del mundo, permitiendo la generación de significados. 

La poesía no es solo un lado B, es un multiverso del que podemos tomar cápsulas cuando nos hemos intoxicado de filosofía, de política, de cotidianidad… como habría dicho Sabines. No nos prestemos a confusión, la poesía no es un disociador o un placebo, por el contrario, dentro de sus multiversos, es escudo tras el cual nos podemos defender y sobrevivir, es arma con la cual podemos combatirlo todo, es cuestión de leer nuestra hermosa tradición de la poesía comprometida… en mi caso, a través de ella tengo/siento el poder necesario para combatir el patriarcado, los prejuicios y estereotipos con los que se nos quiere construir socialmente mujeres. En conclusión, reitero la idea, si la poesía significa otra palabra fuera de sí misma, esa palabra es PODER. 

Bohío viejo

Bohío viejo

es una erupción es polvareda

extensos pastos de arroz 

sudor, punto borrado. 

Es el “cojollito” de una Baitoa 

una escuela, un play

un hospital azul

(que nada tiene que ver con Lorca)

una caoba talada

el colmado de mi abuela

es todo Bohío Viejo

un centro en Sepia.

Es ramalazo frente a cordillera

docenas de limoncillos en la boca

intoxicaciones

raspaduras de piel

disección de sapos 

cacatas torturadas 

los mangos de doña María

las pequeñas transgresiones y desnudeces

encontronazo con la intimidad

la iglesia que de noche me curó el miedo

las travesuras que pausaron a la muerte.

Bohío Viejo es una bruja buena y ciega

Cucú, pelando cebollas

un matriarcado

Juana Peña

tías como un rosario

un abrigo teñido de sangre

la cicatriz de mi mentón

Mil y una Noches

“Mariposita linda eeeee”

placa y energía para dar la carrera

las lágrimas que derramé, las ganas de no irme

a las seis de la mañana un concierto de machetes

los vecinos haitianos que piden “glo” 

el látigo del tiempo que lo cambia todo

El eterno retorno

la insondable perdida

es mi Bohío viejo.

(Texto inédito, 2018)

De Roja, Editorial Anticanon, 2019.

Roja 0

Has observado

milimétricamente mi cuerpo,

nunca desnudaste tus ojos.

En el principio fue la carne libre

existió el deseo

que calmaba la fiereza del mal tiempo

existió

la unión sin sospecha

la cópula

sin recelo del cuerpo ajeno.

Antes de que se inventaran las palabras

en un lenguaje prístino

existió el humano amor en el aire.

Comenzaste a observarme

a través de las palabras,

tus palabras

vistieron tus ojos y entendimiento.

Mujer Casta Puta Lujuria Madre

Santa Pecado Sucia Esposa Mía

Todas.

Vicio

“Cuidado con la tristeza, es un vicio”

Gustave Flaubert

Lo que pasa con la tristeza

es que no tiene nada de malo

tampoco nada de bueno

Tras largos periodos de dolor

asoma la certeza

El viento debe soplar muy fuerte

para que las raíces de los árboles

se arraiguen

Un árbol fuerte necesita del viento

La tristeza es un vicio

nos hace sentir enraizadas

parte de esta tierra

de esta vida.

(De Roja, Editorial Anticanon, 2019)

Vanidad

“Mi lugar están en mí misma, lo demás es vanidad”

Violette Leduc

Mi lugar no está en un cielo sin pájaros

o en un bosque sin fieras,

no habita en libros de historia

ni en unas líneas al margen de la biografía

de un “gran hombre”

Mi lugar

no está en el neón,

en el celofán

en el asfalto,

no está sumergido en un romántico

y misógino corazón.

Mi lugar está en mi carne,

en el acertijo de mi existencia,

todo lo demás será siempre vanidad.

¿Debería Importarme?

Por qué debería importarme

tu ridículo sufrimiento

de macho proveedor

cuando más de veinte siglos

me encadenan

a tu costilla

cuando el aliento del día

me azota su casta blancura

y millones

de ojos de la noche

no quieren verme.

Si la empatía es mi privilegio

por qué la compartiría contigo

y no con mi historia

con mis negras ancestras

con mis hadas presentes y escondidas.

Es momento de que lo sepas,

en lo profundo

no me importas

ni un poquito,

solo me importo yo misma.

Me importas así

Como pudiera importarme

el color fucsia o el lila,

el calentamiento del agua

sobre la estufa

y su relación

con el excesivo bronceado

que nos deja el sol

en la playa

Me interesas,

como las Flores de Pascua,

o un camello violeta

trotando por El Conde.

En esa medida

me importa tu sentir

agraviado ante mis gritos

tu sensibilidad

de tigre desdentado.

Me importas menos

de lo que te importo a ti,

créelo.

Con toda la luz, la sensibilidad

y la belleza

de mi femenino corazón,

te lo digo.

Quizá

Cuando pongo en jaque a la historia

me importe lo que de humano

quede en tus huesos

pero ahora

simplemente,

no me importas.

(De Abyecta, Editora Santuario, 2018)

Dictado de Luna (Fragmento)

VI

Fui luna,

fui niña,

fui mujer…

¿Qué me queda?

¿Mutaré en algún otro ser maravilloso

u otra vanidad más usada y cotidiana?

¿Mutaré acaso?

¿O como la luz, mimetizada, 

me perderé?

Osupa* 

Si llegaras a Osupa, 

procura absorber una gota de su brebaje divino.

Durante siglos los mortales seducidos por su hipnótica luminosidad 

se baten en sangrientas guerras para conquistarla.

Osupa se aleja, 

aborta la eternidad que engendra porque los hombres 

intoxicados de vanidad no logran ver a la mujer libre, cálida y sola

que prefiere dibujar estrellas en la inmortalidad.

*Significa Luna en yoruba. 

(De Dictado de Luna, Editora Nacional, 2015) 

____

Lauristely Peña Solano, Bohío Viejo, Montecristi (1989).

Imagen de portada: “La noche y los cucuyos ” Iris Pérez Romero, 2017

Fotografía de la autora por Eskarlet Guerrero.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir