Pensar, desde la isla y más allá.

CARACOLA

Uno de los más grandes compositores de la música occidental de todos los tiempos, Johannes Chrysostomus Wolfgang Theophilus Mozart, o simplemente Mozart, partió del clasicismo de la escuela vienesa para adentrarse en casi todos los géneros de la llamada música clásica desde la tempranísima edad de cinco años. Hijo de un rígido padre violinista e indiscutible prodigio que causó asombro en los círculos del Salzburgo que le vio nacer, visitó las cortes de las capitales imperiales siendo apenas un mocoso; gracias a su genialidad desafió no solo las inflexibles orientaciones paternas sino a gran parte del establishment cultural de la época que rechazó hasta su muerte las revolucionarias propuestas contenidas en sus trabajos. 

Las más de 600 composiciones en su haber ocupan importantes lugares en el género sinfónico, en la música de cámara, el cuarteto y las cuerdas. Sin embargo, es en la ópera, a juicio de muchos, donde Mozart planta con mayor firmeza la semilla de su innovadora visión al posicionar el contexto sociopolítico y cultural de la época que le tocó vivir dentro de la expresión artística misma. En ella hizo hablar la música y desnudó sus personajes sin importar el estatus que ocupaban en el entorno de aquella rígida Europa. 

Esta versión de Caracola no pretende ser muestrario de la genialidad de este inmortal creador; más bien constituye una selección estrictamente personal despojada de academicismos, docencia o nomenclatura alguna. Con esta entrega queremos recordar aquel 27 de enero de 1756 que vio nacer a un inusual hombre dotado de una indetenible creatividad. Un hombre que nunca debió haber fallecido a los 35 años de edad.   

Alla turca
Don Giovanni obertura
Don Giovanni Comendadore
Sinfonía #41
Requiem
Figaro overtura
La flauta mágica
Aria de la Reina. La flauta mágica

__

Jochy Herrera es cardiólogo y escritor; autor de “Estrictamente corpóreo” (Ediciones del Banco Central de la República Dominicana, Santo Domingo 2018).

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir