Pensar, desde la isla y más allá.

A los humanos nos fascinan los finales. Una extraña mezcla de pesimismo y esperanza nos abraza cuando advertimos el fin. En la vida las conclusiones parecen más definitivas, amargas o dulces, parecen prometer un sabor eterno. El cine trae el consuelo de que son los protagonistas que cargan con el peso de los desenlaces. Nadie quisiera ser ese Antonio (Lamberto Maggiorani) que, al final de Ladrón de Bicicletas (1948), termina en el abismo más profundo de la moral, con el solo aliciente de su hijo que lo levanta en una especie de salvación inesperada.

Otra cosa que nos fascina es clasificar. Eso de los listados es algo que nos resulta tan natural como respirar. Imaginen que ahora tenemos el chance de combinar ambas cosas, los finales y el chance para clasificar en un listado lo que se nos antoje. El 2019 marca el fin de una década (aunque para algunos no es así) y esto nos da la oportunidad para repasar esos títulos que hemos visto durante los últimos diez años. Con este ejercicio vamos a dar un vistazo rápido a nuestros diez filmes favoritos en ese período. 

2010

• Kynodontas

• Dir. Yorgos Lanthimos

• País: Grecia

Este filme se estrenó de manera limitada a final de 2009 pero no fue hasta el 2010 que tuvo una exhibición más extensa. Un matrimonio decide criar a sus tres hijos abstraídos del mundo y en una realidad que ellos le construyen. Los adolescentes nunca han salido de la casa y el mundo que conocen es el que sus progenitores les han inventado. Se puede decir que Lanthimos tuvo como referencia a El Castillo de la Pureza (1973) de Arturo Ripstein, ambas coinciden en el concepto. No obstante, el aclamado cineasta ateniense consigue parir una película que nos desborda emocionalmente y que nos hace confrontar los principios de la moral y la ética. Sin dudas un filme esencial en la década.

2011

• Melancholia

• Dir. Lars von Trier

• País: Dinamarca

En el mundo del cine lo único que causó más ruido que Melancholia en 2011, fueron las declaraciones pro-nazi de su director en el festival de Cannes. No cabe duda de que el yerro de von Trier le costó no llevarse el máximo honor en el prestigioso festival. En la víspera de una boda de una familia de clase alta nos enteramos de que un planeta está a punto de colisionar con la tierra. 

Su magnífica secuencia inicial, con el preludio de la ópera Tristan & Isolde y las imágenes en cámara lenta extrema resulta poético y visualmente alucinante. Desde ahí se marca el paso para lo que termina por ser la obra más perfecta de un director que es un artesano del séptimo arte.

2012

• César debe morir

• Dir. Paolo y Vittorio Tavani

• País: Italia

Si algo tiene el cine que nos hace amarlo, es su capacidad para sorprendernos, para cautivarnos, para hacernos creer en lo increíble. Precisamente eso hace esta César Debe Morir, nos hace suspirar por su ingenio, por lo inteligente de su guion y por su formidable edición. Un filme hecho con presos (sí, internos de una cárcel) y no se hagan la idea de que son presos de poca monta. Hablamos de sujetos que se encuentran recluidos en una prisión de máxima seguridad en la ciudad de Rebibbia en Roma y que forman parte de un programa de talleres de actuación dentro de su recuperación en la prisión. Pues con estos sujetos los hermanos Taviani idearon poner en escena la obra de Shakespeare “Julio César” y filmar todo el proceso. El resultado, una película sencillamente espectacular.

“Desde que conocí el arte esta celda se ha convertido en una prisión”

2013

• Heli

• Dir. Amat Escalante

• País: México

Un drama crudo y perturbador que nos muestra la realidad pura, sin filtros y sin adornos. Una historia local plantea un problema global. En un remoto pueblo mexicano los habitantes tienen sólo dos opciones para ganarse la vida, una planta de ensamblado de automóviles o formar parte del cartel de drogas que controla la región. Es en ese mundo que conocemos a Heli (Armando Espitia) y nos adentramos en su dinámica familiar que se tambalea entre esas dos realidades. 

Heli es una película que conjuga la inocencia, el amor y la violencia poniendo estos elementos en un contexto donde se atraen mutuamente y la combinación de los tres crea un conflicto de proporciones gigantescas.

2014

• La sal de la Tierra

• Dir. Juliano Ribeiro Salgado, Wim Wenders

• País: Francia / Brasil

Wim Wenders logra uno de los trabajos cinematográficos más impresionantes que hemos visto. Este documental, que recoge gran parte de la vida del famoso fotógrafo social brasileño Sebastião Salgado, tiene una fuerza visual sobrecogedora y sus imágenes se convierten en un testamento de vida, en un grito de alarma y en un himno de esperanza. Gracias al trabajo de edición el filme se presenta con una estructura narrativa que se asemeja a una obra de ficción. Se logran momentos tan intensos que nos arrugan el corazón.

2015

• Son of Saul

• Dir. László Nemes

• País: Hungría

En 2015 comencé a trabajar como distribuidor de películas e irónicamente fue el año donde menos filmes pude disfrutar. Pero la obra de László Nemes me sirvió como reivindicación tal como librar al cadáver de un niño de la cremación sirve como redención al protagonista de esta historia. Ambientada en los horrores de los campos de concentración nazis El Hijo de Saúl es una historia sobre la búsqueda del bien moral como agente liberador del alma.

2016

• Nocturnal Animals

• Dir. Tom Ford

• País: USA

Tom Ford es un singular ejemplo de versatilidad. Fuera de las luces de Hollywood su nombre es la estampa de prendas de vestir. En su otra faceta Ford se ha convertido en un director de cine aclamado por el público y la crítica. Nocturnal Animal es su segundo largometraje y en el nos dibuja una peculiar historia de venganza. Una afamada directora de una galería de arte recibe de su exmarido un borrador de una novela para que esta le de sus impresiones.

La narrativa se construye con una historia dentro de la historia y en ese proceso Ford logra una película fresca e innovadora que la separa del montón y la convierte en una de las películas mejor realizadas de la década.

2017

• Loveless

• Dir. Andrey Zvyagintsev

• País: Rusia

Zhenya y Boris están en medio de una relación que no desean, ya no queda nada que salvar, ni siquiera su pequeño hijo Alyosha. En esa espiral de destrucción la primera víctima es el indefenso vástago. Tenemos solo diez minutos dentro del filme cuando nos llega una de esas secuencias que no se olvidan. Zhenya y Boris discuten acaloradamente, hablan de su hijo como un objeto más, la cámara los deja en medio de la sala, con su movimiento vamos descubriendo lentamente la silueta del niño que escucha en una habitación contigua y trata de reprimir su dolor, un sollozo brota, pero sus manos lo reprimen.

Zvyagintsev es un maestro en el arte de contar historia y aquí hace gala de un pulso narrativo fenomenal para dejarnos con una de esas películas que se instalan en nuestro cerebro para siempre.

2018

• Cold War

• Dir. Pawel Pawlikowski

• País: Polonia

Desde el primer fotograma y mucho antes de conocer el destino de Zula (Joanna Kulig) y Wiktor (Tomasz Kot) el aire de pesimismo llena la pantalla. Vemos los rostros y escuchamos los acordes de las melodías folclóricas, ambos destilan una extraña mezcla de alegría y dolor. Sin apartarse del discurso político y puntualizando de manera precisa la crítica a un sistema absurdo, el director logra forjar una historia de amor poderosa.

Estamos ante una de las películas con mejor estética de los últimos años y poseedora de una de las mejores historias que el cine nos ha entregado.

2019

• Parasite

• Dir. Bong Joon Ho

• País: Corea del Sur

Con su más reciente película el director coreano se llevó la preciada Palma de Oro en Cannes. Contrastando dos familias en polos opuestos de la sociedad, prepara el escenario para su propuesta que a ratos se nos da como comedia pero que es un drama desgarrador. Puede parecer que Parasite nos muestra oposición entre la familia acaudalada y la familia que se retuerce en la miseria, pero más allá de las diferencias externas las carencias internas son muy similares. Aquí no se sabe quién es el parásito, si el pobre que quiere beneficiarse del rico o el rico que drena al pobre para mantener un estatus.

Parasite es un filme con tintes de obra maestra, con madera suficiente para soportar la prueba del tiempo y trascender.


Hugo Pagán Soto es mercadólogo de profesión cinéfilo por pasión. Director del la Distribuidora Internacional de Películas de 2015 a 2018 y Coordinador de Relaciones Públicas de la Cinemateca Dominicana en 2015.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir