Pensar, desde la isla y más allá.

Si usted no ha visto dos películas estrenadas este mes en Netflix, tituladas “Historia de un matrimonio” (Marriage Story), de Noah Baumbach, y “Los dos papas” (The Two Popes), de Fernando Meirelles, no lea el segundo párrafo de este artículo y salte directamente al tercero, para que evite spoilers.

Ambas películas tienen presencia de The Beatles, reafirmando su vigencia como iconos de la cultura pop a casi medio siglo de la desintegración del grupo. En una vemos personajes disfrazados como aparecen The Beatles en la portada del álbum Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band y en la otra se les menciona, así como a su canción Eleanor Rigby y a sus álbumes Yellow Submarine y Abbey Road.

Lo traigo a colación a propósito de la serie de artículos de Luis Tomás Oviedo en Plenamar, repasando el cancionero de The Beatles, y del nuevo programa radial “La hora de Liverpool” que cada domingo, de nueve a diez de la mañana, por La Super 7 FM (en los 107.7) producen Kin Sánchez, Manuel Betances y Guillermo González, quienes estarán invitados en el programa “Música Maestro” que producimos Alexis Méndez y Jimmy Hungría por Quisqueya FM (en los 96.1) mañana domingo, de tres a cinco de la tarde, en un especial de The Beatles en versiones de otros intérpretes.

De The Beatles pasemos a las cantantes y actrices Taylor Swift y Jessie Buckley que este mes acaban de cumplir 30 años, pues nacieron el 13 de diciembre de 1989 en Reading, Pensilvania, Estados Unidos (la primera) y el 28 de diciembre de 1989 en Killarney, Irlanda (la segunda).

Ambas coinciden en estos meses en las pantallas cinematográficas de Santo Domingo: Taylor Swift en Cats, de Tom Hooper, adaptación fílmica del musical de Andrew Lloyd Webber (basado en poemas de T. S. Eliot), cuyo estreno se anuncia para el 9 de enero; y Jessie Buckley en dos películas estrenadas en semanas recientes y una tercera cuyo estreno se anuncia para el 16 de enero: Wild Rose, de Tom Harper; Judy, de Rupert Goold; y Dolittle, de Stephen Gaghan.

Además, Jessie Buckley, en este 2019, tuvo un rol estelar en la mini-serie de HBO, Chernobyl, y en 2020 estará en los diez episodios de la nueva temporada de la serie Fargo y en dos películas que se estrenarán en Estados Unidos en el primer trimestre del año: Ironbark, de Dominic Cooke, y Misbehaviour, de Philippa Lowthorpe.

Piano, clarinete y arpa son instrumentos que en la Royal Irish Academy of Music aprendió a tocar Jessie Buckley, a quien probablemente podríamos ver y oír el 9 de febrero por televisión, en la transmisión de la ceremonia de entrega de los premios Oscar, interpretando una de las canciones de la película Wild Rose, titulada Glasgow (No Place Like Home), si queda entre las cinco nominadas en la categoría de mejor canción que se anunciarán el 13 de enero (ya figura en la lista corta de pre-nominadas que se anunció el 16 de diciembre). Podemos escucharla en este enlace:

Volviendo a Taylor Swift, ha ganado diez premios Grammy, para los cuales ha recibido 35 nominaciones, incluyendo tres actualmente para la premiación que se efectuará el 26 de enero próximo, en las categorías de canción del año (Lover), mejor interpretación pop vocal (You Need to Calm Down) y mejor álbum de pop vocal (Lover). Por la mencionada película Cats está nominada como compositora, junto a Andrew Lloyd Webber, al Globo de Oro en la categoría de mejor canción, por la titulada Beautiful Ghosts, que puede escucharse en este enlace:

El vestido que Taylor Swift lució en la alfombra roja de la Gala del Metropolitan Museum of Art de 2014, diseñado por Oscar de la Renta, se exhibe actualmente en el Centro León en el marco de la exposición “Ser Oscar de la Renta”, la cual, en palabras del propio Centro, es “una perspectiva de su figura, vista desde República Dominicana, su cultura natal, identificando las diversas conexiones de sus raíces caribeñas con otros territorios que el diseñador fue trenzando a lo largo de su vida y carrera. En este proyecto expositivo se muestra en la obra del diseñador el vínculo entre lo nacional y lo universal, lo dominicano y lo caribeño resultando un aporte inédito y singular en el panorama expositivo, tanto nacional como internacional. Los espacios de la institución cultural invitan a un recorrido a través de la trayectoria, creatividad e influencia de este creador de fama mundial, a partir un relato museográfico que contiene los fundamentos de una personalidad excepcional, llena de arte, rigor y ternura”.

Instagram de Taylor Swift cuando murió Oscar de la Renta

Agrega el Centro León que “Ser Oscar de la Renta” requirió un “proceso de investigación en el que se identificaron las colecciones, fondos bibliográficos y documentales a partir de los cuales se conceptualizó esta exposición que muestra además de una larga e intensa labor en el mundo de la moda, la labor como embajador de la cultura dominicana que él mismo se atribuyó, así como su lado humano y humanitario”. Hay más explicaciones e informaciones en este enlace:

https://centroleon.org.do/cl/de-interes-cl/5141-ser-oscar-de-la-renta-la-historia-de-una-exposicion

Lo cierto es que “Ser Oscar de la Renta” es una exposición extraordinaria, apabullante, deslumbrante, emocionante, conmovedora, gratificante y cuanto adjetivo positivo usted quiera agregar. Pero algo no me gusta y es la nota discordante de incluir en el documental, que se proyecta en el auditorio, el testimonio de Luis Álvarez Renta, que, aunque sea sobrino de don Oscar, fue condenado a prisión por su participación en el mayor fraude bancario de la historia dominicana.

__

 Jimmy Hungría es gestor cultural y cinéfilo. Amante del teatro, de la música. Aspirante a chef. Autor del libro Gastronomía musical y bibliografías en construcción y de la columna Tívoli. 

Foto de portada: Taylor Swift vistiendo de Oscar de la Renta en la Met Gala 2014.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir