Pensar, desde la isla y más allá.

Filarmonías

En la primavera de 2002, un sensible hombre soñador de nombre Tony Ocaña tuvo el arrojo de protagonizar la única e histórica visita de su entrañable amigo Luis Eduardo Aute a la República Dominicana.

Para este número de PLENAMAR y el cumpleaños de Aute, Tony propone como introducción a esta recopilación de sus canciones auteanas favoritas las letras de ¿Quién es Caín, quién es Abel?, trabajo cómplice de Joaquín Sabina que a su juicio, es suficiente introducción al universo existencial de aquel singular artista.

Gourmet de musas y caireles
En su paleta de marfil
Moja anacrusas y pinceles
En tinta roja de carmín
Su caramelo de tristeza
No es mal anzuelo para un pez
En el reloj de la belleza
Vuelven a dar las cuatro y diez
De escuela mística y pagana
Canta acuarelas de Dalí
Pinta novelas dylanianas
¿Quién es Abel, quién es Caín?
Menudo punto filipino
Que va desnudo en ascensor
Lámpara autista de Aladino
Copa de vino embriagador
Nobleza obliga cuando hablo
De cuates empezar por él
Que lo digan Silvio y Pablo
Dios y el diablo Juan Manuel

Si chamulláramos lunfardo
Los trovadores de Madrid
Sin mi compadre Luis Eduardo
Yo no pasaba por aquí.

Confiamos en que las 14 canciones a continuación sean de su agrado y por ende, sirvan de homenaje a la genialidad, sensibilidad e inmensa humanidad de Luis Eduardo Aute.

Antonio (Tony) Ocaña, mecenas y amante de las artes, de la vida y de la muerte. Protagonista de la difusión universal de la obra del maestro de la pintura dominicana Ramón Oviedo.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir