Pensar, desde la isla y más allá.

Entre los textos de Julio Cortázar que permanecían inéditos o dispersos, y fueron compilados en el libro Papeles inesperados (Alfaguara, 2009), hay uno de 1979, titulado “Alguien llama la puerta”, acerca de HÁBEAS, fundación para la defensa de los derechos humanos de los presos políticos, los desaparecidos y los exiliados, víctimas de las dictaduras latinoamericanas de entonces. 

Un fragmento de este dice así: “Por todo eso he decidido sumarme a los firmantes del primer llamamiento de HÁBEAS a la conciencia internacional, junto a hombres como Gabriel García Márquez, Ernesto Cardenal, Juan Bosch, Michael Manley, Nicolás Guillén y otras personalidades del campo político e intelectual de América Latina y del Caribe”. 

Cuatro años antes, Bosch, Cortázar y García Márquez fueron miembros del Tribunal Russell (*) que se reunió en Bruselas, del 11 al 18 de enero de 1975, acerca del cual el propio Bosch habló extensamente en una entrevista que le hizo Many Espinal en el periódico del PLD, Vanguardia del Pueblo (edición del 1 al 15 de marzo de 1975, páginas 4 y 5), de la cual cito un fragmento en que se refiere al llamado a organizaciones políticas, culturales, profesionales, etc., que hizo dicho tribunal el día de la clausura de sus trabajos: 

“… se nombró una comisión formada por tres latinoamericanos para que escribiera el llamado. Los tres escogidos fuimos Gabriel García Márquez, Julio Cortázar y yo. Supongo que nos escogieron por dos razones: primero, por ser latinoamericanos, ya que el Tribunal se dedica únicamente a tratar los problemas de los pueblos de América Latina; y segundo, por ser escritores de oficio, lo que sin duda les hizo creer a los demás miembros del tribunal que un llamado a la conciencia de trabajadores, estudiantes, mujeres, profesionales hecho por tres escritores debía salir mejor que si lo hacían otras personas”.

 

Los escritores Julio Cortázar (derecha) y Gabriel García Márquez.


Continúa diciendo Bosch: “Por cierto, el llamado no es una cosa del otro mundo desde el punto de vista literario, porque lo que hacía falta no era que fuera una obra de literatura sino un mensaje simple y directo, y así tratamos de hacerlo; y por cierto también que al reunirse el viernes en la noche el Tribunal para estudiar el trabajo de nuestra comisión, se propusieron cambios que fueron aprobados, de manera que el llamado no salió exactamente como lo escribimos García Márquez, Cortázar y yo. Pero de todos modos yo conservé (y conservo) el original escrito a bolígrafo por los tres, los primeros párrafos, es decir, lo que podríamos considerar como la introducción, son míos; después viene lo que escribió Cortázar y por último lo que escribió García Márquez. Cuento esto porque creo que a los dominicanos a quienes les interesan cosas como esas les gustará saber que en nuestro país va a estar el original, de puño y letra como se dice, de un documento político en cuya redacción tomaron parte dos escritores tan extraordinarios como Julio Cortázar y Gabriel García Márquez”. 

Luego de citar a Bosch, añado que, como soy uno de “los dominicanos a quienes les interesan cosas como esas”, agradeceré que alguien tenga la amabilidad de informarme sobre el paradero del referido original escrito a bolígrafo por Juan Bosch, Julio Cortázar y Gabriel García Márquez.

(*) NOTA: Más información sobre el Tribunal Russell en el siguiente enlace: 

http://www.literaberinto.com/cortazar/tribunalrussel.htm

A raíz de la referida reunión de Bruselas del Tribunal Russell, Cortázar escribió Fantomas Contra los Vampiros Multinacionales, texto contenido en el siguiente enlace:

http://www.literaberinto.com/cortazar/fantomas.htm#Fantomas

Jimmy Hungría. Gestor cultural y cinéfilo. Amante del teatro, de la música. Aspirante a chef. Autor del libro Gastronomía musical y bibliografías en construcción y de la columna Tívoli.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir