Pensar, desde la isla y más allá.


Once Upon a Time… in Hollywood
(en lo adelante “OUATIH”) es, en justa dimensión, el evento cinematográfico más esperado del año. Una película del director Quentin Tarantino (Tennessee, Estados Unidos, 1963) supone todo un acontecimiento desde que ganó la Palme d’Or en el Festival de Cannes de 1994 con Pulp Fiction. Por si fuera poco, es la reunión de dos de las grandes estrellas de la industria contemporánea del cine tradicional: Leonardo DiCaprio y Brad Pitt. Hay que mencionar, además, el aspecto más sensible: es una película que lidia con los horrendos asesinatos cometidos por Charles Manson y su familia aquel fatídico agosto de 19691, que culminó con la época del amor hippie como idealismo de la felicidad norteamericana.

En sentido argumental, OUAITH cuenta la historia de un actor de televisión en decadencia, Rick Dalton (DiCaprio) y su leal doble de acción Cliff Booth (Pitt). Dalton, de un temperamento volátil y en constante quiebre, empieza a acumular papeles menores que certifican el fin de su carrera. Además, Dalton resulta ser vecino de la pareja del momento: la bella actriz Sharon Tate (Margot Robbie) y el director polaco Roman Polanski (Rafal Zawierucha). En contraste, tanto Tate como Polanski, tienen crecientes oportunidades en el mundo del cine y que abrazan los tiempos de cambio con euforia.

En perspectiva, el cine de Tarantino es característico por sus complejas narrativas: múltiples líneas argumentales y una plétora de temáticas. Como es habitual, el director no tiende a brindar información del contexto de sus tramas porque estas giran en torno a sucesos históricos bien conocidos por el público general (ya sea ambientada en la Segunda Guerra Mundial o la antesala a la Guerra Civil norteamericana). Entiendo que en el caso de OUAITH es importante conocer no sólo a Manson y su secta de jóvenes descarriados, sino tener una base de Los Ángeles y de Hollywood como símbolo de la época.

¿Por qué lo digo? Bueno, una de las obsesiones de Tarantino como autor cinematográfico es la revisión histórica. Sus tramas abordan la historia con fuertes tintes de ficción y, subsecuentemente, hacen “su propia versión de la historia”. El ejemplo elemental en su filmografía es Inglorious Basterds (2009), donde nos presentan que la cúpula del nazismo, incluyendo a Adolf Hitler, muere en medio de una salvaje explosión dentro de un cine parisino. También, como sugiere su título, OUATIH evoca el inicio de los cuentos clásicos (“Érase una vez…” o “Había una vez…”), y el revisionismo histórico de la trama puede no estar sujeto al desarrollo fidedigno de los hechos, sino a la interpretación de su realizador.

En concreto, OUATIH es un meticuloso retrato de la época, lleno de admiración y emulación. La cámara de Tarantino y la dirección fotográfica de Robert Richardson invierten largas secuencias para recrear con brío y elegancia este fin de década. Es cuidadosa en su ambientación, la cual toma en cuenta hasta los mínimos detalles (como ejemplo, los anuncios publicitarios en la radio de los automóviles en medio de las canciones, que propulsan la narrativa de la película).

Pero este cuento de Tarantino, además de jugar con las expectativas, también fantasea con nostalgia la época que fue desvanecida de un tirón por eventos perpetrados por choques generacionales. El personaje de DiCaprio detesta a los hippies; los hippies poseen fuertes resentimientos ante aquellos que ostentan fama y dinero (como Dalton y Tate); y el personaje de Pitt desconfía de ellos.

Precisamente, esta desconfianza conduce a una de las secuencias mejor logradas de la cinta. Sin dar muchos detalles, transcurre en el Rancho Spahn (una locación abandonada que sirvió de set de series y películas en las que actuaban Dalton y Booth). Es el punto de encuentro entre uno de los protagonistas y el clan Manson. Resulta tan memorable por el juego de géneros que emplea: drama, fantasía idílica, tensión y un suspenso que deviene casi en terror. Se nos retrata a este clan como un grupo de jóvenes sucios, intimidantes y forajidos. Como bien señala A.O. Scott, crítico de cine de The New York Times2, el realizador alude a esta generación como catalizadores de un odio irracional y que colocan en peligro la estabilidad social de aquel entonces. La visión de Tarantino es clara: quienes culminaron con la época del amor y la felicidad fueron aquellos que juraron protegerla.

Por otro lado, OUATIH no está exenta de controversia debido a su director. Como trasfondo, antes del inicio de su rodaje, la actriz Uma Thurman (protagonista de Kill Bill: Volume 1 y 2, respectivamente) acusó al director de ponerla en extremo peligro en la filmación de una escena que casi le quita la vida3. En otras de sus películas, como Django Unchained (2012) o The Hateful Eight (2015), los personajes femeninos son víctimas de un trato tildado de misógino por parte de la crítica especializada. Incluso, fue noticia el enfado del director durante la rueda de prensa en la última edición de Cannes cuando una periodista le reclamó los pocos diálogos y el poco tiempo en pantalla de Margot Robbie4.

Este anticipado juicio de valor, no a la película, sino a su director, como bien comenta la crítica de cine mexicana Fernanda Solórzano5, produce un sesgo que no posibilita una valoración objetiva del artista y su obra. A su modo, la película sí evalúa esta problemática con cierta corrección política a través de sus protagonistas, pero principalmente mediante el retrato inmaculado de Sharon Tate. La actuación de Robbie no necesita de diálogos para destilar una vitalidad contagiosa. Tarantino se encarga de filmar a esta hermosa mujer con gracia y dulzura, otorgándole dimensiones tan bonitas como la bondad (cuando le da una bola a una muchacha en la calle) o la intelectualidad (cuando le compra un libro a su esposo). 

Asimismo, la observación a la dupla protagónica es igual de genial. DiCaprio encarna a su Rick Dalton con unos toques cómicos propios de los arranques histéricos de su personaje: un desesperado por demostrar su valor como actor que revelan cierta ridiculez en sus métodos de actuación. Esto sirve como comentario meta al compromiso que tiene DiCaprio con sus actuaciones. Brad Pitt, por su parte, brinda una actuación enigmática y memorable como Cliff Booth. Su personaje, con un pasado dudoso y capaz de una violencia indescriptible, encierra en la mayor parte de su tiempo un aura de tranquilidad magnética. Nos podríamos pasar horas viéndolo manejar por las calles de Los Ángeles, mientras escucha la radio. El resto del reparto, ya sean secundarios o simples cameos, también se desenvuelve de manera soberbia.

Al final, Once Upon a Time… in Hollywood es una oda al viejo Hollywood. Tarantino no oculta su amor y melancolía por la época, revisitándola en una fábula tierna y triste que eventualmente transgrede su tono y sucumbe a la revancha, la violencia y la reivindicación. En todo su metraje, le inyecta su extenso conocimiento de cultura pop y de cinefilia. Ya es una obra divisiva, que tiene y tendrá sus detractores ante ciertas insensibilidades que pueden o no justificar; también hay y habrá otros que disfrutarán este gozoso ejercicio de forma y narrativa. Formo parte del segundo grupo. No hay dudas: estamos ante una de las mejores películas del año.

Ysidro Eduardo García. Abogado. Oriundo de San Francisco de Macorís. Egresado de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM). Desde joven, es un amante del séptimo arte y la crítica de cine. Ha tomado cursos de Producción Cinematográfica en la Escuela Altos de Chavón.

__________________

Fuentes consultadas

[1]. Charles Manson, el asesino que puso fin al verano del amor. Periódico “El País”. Publicado el 4 de agosto de 2019. Disponible en: https://elpais.com/elpais/2019/08/01/gente/1564673873_374429.html

[2]. SCOTT, A.O. ´Once Upon a Time… in Hollywood´ Review: We Lost It at the Movies. Publicado el 24 de julio de 2019. Disponible en: https://www.nytimes.com/2019/07/24/movies/once-upon-a-time-in-hollywood-review.html

[3]. The vicious drama between Quentin Tarantino and Uma Thurman is rocking Hollywood – and it´s more complicated tan you think. Revista “Insider”. Publicado el 8 de febrero de 2018. Disponible en: https://www.insider.com/uma-thurman-quentin-tarantino-harvey-weinstein-kill-bill-controversy-explainer-2018-2

[4]. ´I reject your hypothesis´: Tarantino lashes out at criticism over female actors. Periódico “The Guardian”. Publicado el 22 de mayo de 2019. Disponible en: https://www.theguardian.com/film/2019/may/22/once-upon-a-time-in-hollywood-tarantino-lashes-out-at-criticism-over-female-actors


[5]. SOLÓRZANO, Fernanda. Cine aparte • Había una vez en Hollywood. Revista “Letras Libres”. Publicado el 22 de agosto de 2019. Disponible en: https://www.letraslibres.com/mexico/cinetv/cine-aparte-habia-una-vez-en-hollywood

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir