Pensar, desde la isla y más allá.

Ven

Ven,
pero no vuelvas
ven, en mitad del verso
y antes de concluir borra todo,
lo que abrigas,
lo que escarchas.

Ven,
pero no vuelvas,

ven como la espora del delirio

que al tocarla desvanece.

Ven,

pero no vuelvas,
es mejor,
la distancia es bálsamo

para el olvido,
una página inmaculada.


Ven, pero
no vuelvas.

______________________

Manantial antiguo 

Ves…
la vida destila
paralela
a un manantial antiguo
en mis pies.


Ese arroyuelo
lleva mis hojas
y aquellas tuyas,
lejanas,
desde las raíces
a adherirse
a las piedras.


Ves…
como hierven
las horas.

____________________

Aguamiel 

Un girasol debajo del roble
fue la melancolía,
aguamiel al porvenir
lenta, leve.


El poniente iba
a pie
en el regazo
del monte.


De aquella prisa
extraje
miradas de calidez,
solo eso
y nada más
páginas, nombres
de un cuaderno
sin detalles.

William Acevedo Fernández (La Vega, RD 1961), autor de múltiples poemarios, miembro del Taller Literario Letras Veganas y del Movimiento Interiorista Ateneo Insular. Miembro fundador de la Fundación Vegana para la Cultura. 

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir