Pensar, desde la isla y más allá.

El sábado 24 de agosto pasado, en su habitual página sabatina en el Listín Diario acerca de clásicos del cine, Rienzi Pared Pérez escribió sobre “El Gran Escape” (John Sturges, 1963) coincidiendo con el estreno en nuestras salas de cine, ese mismo fin de semana, de “Érase una vez en… Hollywood” (Quentin Tarantino, 2019), cuyo protagonista, un actor llamado Rick Dalton (interpretado por Leonardo DiCaprio), dice que él era uno de los candidatos para el rol protagónico de “El Gran Escape” que finalmente interpretó Steve McQueen (quien también es un personaje, interpretado por Damian Lewis, en “Érase una vez en… Hollywood”, en una escena en la Mansión Playboy).   

El sábado anterior, 17 de agosto, en el suplemento The New York Times International Weekly que el Listín Diario inserta para sus suscriptores en su edición sabatina, apareció un artículo procedente de Los Ángeles firmado por Jessica Bennet, titulado “Los millenials intentan salvar a Playboy”, acerca de los cambios experimentados por dicha revista luego del fallecimiento de su fundador, Hugh Hefner, en 2017, sobre quien pregunta la articulista: “¿acaso había sido él una voz progresista de la liberación sexual  y la libertad de expresión, o un degenerado que fomentaba la misoginia?”.

El citado artículo empieza refiriendo una sesión de fotos bajo el agua en que tres mujeres posarían desnudas “con las extremidades entrelazadas en una pose como de ballet”, con la particularidad de que dichas mujeres no son simples modelos, sino activistas. “Una de ellas utiliza el arte del performance y los medios digitales para compartir historias sobre la epidemia del VIH. Otra es una bailarina subacuática que promueve la conservación de los océanos. La tercera, una artista belga, que recientemente se filmó caminando desnuda por un barrio jasídico de Brooklyn”.

De acuerdo con el editor ejecutivo de la revista, Shane Singh, “la intención es que el agua represente la fluidez sexual y de género”.

La publicación del citado artículo coincidió con la permanencia por tercera semana en la cartelera cinematográfica de Santo Domingo de una película en que Playboy está presente: “Under The Silver Lake” (David Robert Mitchell, 2018), cuyo protagonista, interpretado por Andrew Garfield, conserva un ejemplar de la revista, correspondiente a la edición de julio de 1970, cuya portada muestra una foto bajo el agua de una mujer desnuda, la cual le motivó su primera masturbación, según él cuenta a los pocos minutos de haber comenzado la película.

Escena de Under the Silver Lake en homenaje a la actriz Marilyn Monroe.

Más de una hora después, hay una escena de una mujer bajo el agua que es muy parecida a la referida foto. Pero ahí no terminan las referencias a Playboy en la película: así como Hugh Hefner en una etapa de su vida tuvo tres novias conviviendo con él (lo que originó la serie de televisión “Girls of the Playboy Mansion”, (que en su primera temporada se titulaba “The Girls Next Door”), también en la película hay personajes masculinos que tienen tres novias.

Playboy y Hugh Hefner no son las únicas referencias a la cultura pop que tiene la película, la cual está repleta de ellas, incluyendo los paquitos del Hombre Araña (héroe que encarnó en el cine el mismo Andrew Garfield).

El protagonista sentado en su balcón mirando el vecindario con sus binoculares es un obvio homenaje a “Rear Window” (Alfred Hitchcock, 1954), la vecina bailando semidesnuda en su balcón nos remite a “The Long Goodbye” (Robert Altman, 1973), la otra vecina subiendo una pierna al borde de la piscina es otro obvio homenaje a Marilyn Monroe en lo que sería su última película (“Something’s Got to Give”), pero que no concluyó pues fue “desvinculada” como se dice hoy día eufemísticamente cuando botan a alguien del empleo.


Portada de la revista Playboy de julio de 1970.

Otras escenas nos recuerdan películas de David Lynch (“Blue Velvet” y “Mulholland Drive”), los hermanos Coen (“The Big Lebowski”), Paul Thomas Anderson (“Inherent Vice” y “Boogie Nights”) y muchas más, por lo que haber visto muchas películas y tener una buena memoria fílmica son elementos que ayudan a entender y disfrutar las referencias, alusiones y homenajes que contiene “Under The Silver Lake”, extraña y compleja mezcla de film noir, suspense, terror y ciencia ficción en la que me resulta difícil determinar qué ocurrió en realidad y qué se imaginó el protagonista. No dudo que, dentro de dos o tres decenios, “Under The Silver Lake” sea considerada como la gran película de culto del primer cuarto del siglo XXI.

Jimmy Hungría. Gestor cultural y cinéfilo. Amante del teatro, de la música. Aspirante a chef. Autor del libro Gastronomía musical y bibliografías en construcción y de la columna Tívoli.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir