Pensar, desde la isla y más allá.

Lo que hoy llamamos ciudad, cuentan las ciencias sociales, fue el resultado del cese de la vida nómada de nuestros antepasados, y con ello, la conformación de asentamientos donde se aseguraban los alimentos, el intercambio comercial y todo el entramado político y religioso de las civilizaciones que nos precedieron. 

Mas, ciudad además de realidad física, siempre ha sido una construcción social e imaginaria en tanto que aglutina el ejercicio cultural y existencial de sus habitantes; ciudad es comunidad, entorno, vecindad, refugio. Es el espacio donde amamos, creamos y convivimos, a veces civilizadamente y otras tantas violentamente. Paradójicamente, la ciudad es el más íntimo espacio para el transcurrir de nuestro existir; por ende, comprenderla, protegerla y soñarla deberá constituir nuestro deber ciudadano y humano.  

Este número temático de PLENAMAR se detiene a conversar sobre el devenir del Santo Domingo presente, sus espacios residenciales, históricos y alternativos; revelamos algunas observaciones sobre la documentación de su conformación urbana y también poetizamos la Primada de América en textos de Omar Rancier, Cristóbal Valdez, Miguel D. Mena, José Enrique Delmonte, David Arbona y Soledad Álvarez, quienes conversan simultáneamente con las poderosas imágenes de dos importantes artistas gráficos: el reconocido fotógrafo Herminio Alberti y el talentoso pintor Nelson González.

Leer offline:
Descargar PDF
Imprimir